Hi there

Welcome Guest
We typically reply within minutes
James
Hello! James here from Support team,this is sample text. Original text will display as per app dashboard settings

Por Erick Cervantes

¿Qué es el Acero Damasco?

 

La elección de los cuchillos que habremos de utilizar para llevar a cabo nuestras labores en la cocina puede tornarse complicada, puesto que la oferta es infinita y en gran cantidad de ocasiones los recursos no están a la par de nuestros deseos. Por ello la inversión debe ser inteligente.

Dentro de la oferta abundante, en las descripciones de los productos disponibles a la venta, encontraremos muchas opciones fabricadas con acero Damasco. Pero ¿qué es y qué valor añadido tiene?

Primero lo primero:

Para empezar, necesitamos comprender que el acero es una aleación; es decir, su composición tiene más de un metal. Sus elementos principales son hierro y carbono.

¿Por qué acero Damasco?

Ahora, es importante saber que el origen de su nombre no es muy claro. Por un lado, se menciona la posibilidad de que aluda a la similitud entre los patrones ondulados que tienen la hoja de acero y la tela Damasco. Por otro, las leyendas marcan que hace referencia a la ciudad de Damasco, ubicada en Siria, que tenía nexos comerciales con la India y cuyos herreros fueron considerados los más sobresalientes del mundo debido a su técnica particular en la fabricación de acero, la cual consistía en calentar y plegar el acero repetidamente, así la hoja se haría fuerte, pero dúctil a la vez.

Sin embargo, debido a que el tiempo eliminó toda prueba de técnicas y recetas, en realidad actualmente mucho de lo que se dice sobre el acero Damasco y su origen en aquella época no es más que una serie de rumores que se ha esparcido sin sustento.

Acero Wootz, el origen

Se cree que el origen del Acero Damasco está en el Acero Wootz. Para atender esto, tenemos que remontarnos más de mil años hacia atrás, al S. III A.C, cuando se creó este tipo de acero en la India, a partir de la fundición de magnetita negra y mineral de perlita con carbón.

La combinación de estos dos elementos, así como su proceso de forjado generaría un patrón peculiar que asemeja el flujo del agua o un intricado arremolinado. No sólo resultaba muy agradable a la vista, sino que también su rendimiento era simplemente formidable. Incluso, adquirió fama por su incomparable resistencia y su alta durabilidad.

Con él se fabricaron las hojas de las mejores espadas del planeta, de las cuales se decía que eran capaces de mantener el filo durante un largo tiempo. Además, eran menos propensas a sufrir daños.

Así se generaría lo que conocemos hoy como acero Damasco. Aunque actualmente es posible fabricarlo siguiendo todo tipo de patrones, incluso distintas combinaciones de resistencia y flexibilidad.

En los últimos siglos, los humanos han dado saltos grandes respecto a la metalurgia. Los cuchillos modernos se producen con altos contenidos de carbono, lo que los vuelve más capaces que las espadas centenarias de acero Damasco de aquellas épocas

simplemente formidable. Incluso, adquirió fama por su incomparable resistencia y su alta durabilidad.

Características

La mayoría de los cuchillos japoneses de alta gama se fabrican bajo la técnica san- mai, que consiste en situar una capa de acero duro entre dos láminas de acero suave, que sirven para amortiguar al núcleo o centro (parte que realiza el corte); algo así como un emparedado.

El acero Damasco no se usa en el núcleo, sólo en el revestimiento.
De manera que el acero Damasco sirve para darle un patrón y de esa forma luzca espectacular, pero no afecta al funcionamiento del cuchillo.

Así que, el acero Damasco está formado por una gran cantidad de capas de acero apiladas, soldadas y manipuladas unas con otras. Es fácilmente reconocible debido a su aspecto: un patrón ondulado o intrincado que combina tonos claros y oscuros. Es altamente durable y resistente. Por otro lado, tiene una retención prolongada del filo.

Diseño y estilo

Es cierto, lo primero que un cocinero debe pensar cuando va a invertir en sus cuchillos es en la calidad de su funcionalidad, lo que implica inevitablemente revisar la calidad de sus materiales. Pero también es cierto que el cuchillo ha dejado de ser sólo una herramienta eficiente para convertirse en una pieza de diseño y estilo, rasgo que bien puede auxiliarnos en la decisión respecto a lo que queremos usar en nuestro trabajo.

¿Ya conoces nuestros cuchillos fabricados con acero Damasco?